¿Quien soy yo y para donde voy Señor?

E-mail Imprimir PDF

 

Imagen3

 

“Gracias Señor porque a veces siento que no valgo nada para nadie, que no sirvo, que mi existencia es inútil, que a veces mi presencia pasa desapercibida. Pero Tú que eres el Rey, mi Dios, repites mi nombre cada día y me amas y cuidas de mí como lo más valioso. Valgo porque Tú me haces valer, porque soy tu hijo amado. Y si valgo para ti  Dios, valgo mucho, mi vida tiene todo sentido, para ti y para todo mi rededor”.


En estas líneas deseo expresarles todo el amor que Jesús tiene para ustedes, más allá de mis conocimientos como Psicóloga Clínica, la razón o la ciencia, mas allá está la fe, el amor, ya solo Dios es quien puede llenar los vacios de nuestro corazón de nuestra existencia, por eso bien decía San Agustín: "Señor, mi corazón estará inquieto hasta que no descanse en ti".

Bien para responder a la pregunta que me planteado de ¿quién soy yo y para donde voy señor? es preciso preguntarte a ti mismo: ¿Has contemplado tu historia, tu vida, tus heridas? La historia de cada uno hay que asumirla como es, hay que aceptarla, con sus luces y con sus sombras, porque, al fin y al cabo es tu vida y tu historia y no es bueno vivir del recuerdo, no es bueno vivir anclados en el pasado. Hay que vivir el hoy ("a cada día le basta su propio afán"). Por eso, lo importante, no es lo que has sido sino lo que quieres ser. Recordemos que Jesús todo lo hace nuevo.

Así mismo, es fundamental que, a la hora de trazar tu proyecto de vida, te pongas delante de Dios. Que descubras el gran amor que te tiene. Él no ha dejado de amarte nunca. Él permanecerá siempre fiel. Él te ama más que nadie. Deja que Él te ilumine. Porque Él tiene un proyecto para ti. Un proyecto de Amor que busca tu felicidad y tu salvación.

Por ello, es necesario que empieces por aquí. Ponte en oración. Pídele al Señor que te ilumine, que te manifieste su voluntad. ¿Qué es lo que el Señor quiere de ti? ¿Cuál es su proyecto sobre tu vida? ¿Cuál es la misión que Él quiere que vivas en el mundo y en la Iglesia?

Para elaborar tu proyecto de vida personal has de partir de tu propia realidad, de tu historia. Has de caer en la cuenta de cuál es tu situación personal. Es importante que lo hagas bien. No tengas miedo a enfrentarte a tu propia historia. Sé realista. Piensa en lo que es y ha sido tu vida; no te imagines cómo te gustaría que hubiese sido. Acéptala. Es tu historia. Esta una de las causas de la frustración de mucha gente, no se aceptan como son  y entonces han de fingir lo que no son y viven en la mentira, entrando en una dinámica que sólo puede llevarlos a la frustración. Aquí es entonces donde entra el tema de la Autoestima, la cual nos pregunta acerca del amor digno que tenemos por nosotros mismos, esta contiene la auto-imagen, la auto-confianza, la auto-aceptación, el auto-conocimiento y porque no el auto-castigo que en muchas ocasiones injustamente solemos infringirnos. Todo esto da como resultado una Identidad que te ira marcando a lo largo de tu vida y la cual se hizo fuerte o débil desde tus primeros años de infancia y se fue reforzando a medida que ibas creciendo.

Acepta tu historia, tu vida. Dios no deja de amarte nunca. y Él te ama como eres y te invita a vivir la plenitud Piensa tu vida, en tu historia. Piensa!

Proyecto de vida

“El proyecto es como un camino para alcanzar la meta: es el plan que una persona se traza a fin de conseguir un objetivo. El proyecto da coherencia a la vida de una persona en sus diversas facetas y marca un determinado estilo, en el obrar, en las relaciones, en el modo de ver la vida”...


*“El proyecto de vida es la dirección que el hombre se marca en su vida, a partir del conjunto de valores que ha integrado y jerarquizado vivencialmente, a la luz de la cual se compromete en las múltiples situaciones de su existencia, sobre todo en aquellas en que decide su futuro, como son el estado de vida y la profesión.

Como profesional he notado que la  dificultad mayor para trazar el proyecto de vida reside en tener que tomar una decisión, en tener que elegir una dirección fundamental. Frecuentemente ante este compromiso se adopta una actitud de huida que conduce a la persona a un estado de indecisión, es decir, hacia un "conflicto existencial" un vacio, una frustración que, al no ser resuelto, se convierte en crónico o patológico.

_____________________________

Tener un proyecto de vida es fundamental. De lo contrario se vive sin rumbo, a la deriva; se vive sin sentido. Este es el drama en el que vive hoy mucha gente. Muchos viven sin saber para qué viven, viven sin un sentido, sin un rumbo que encamine sus vidas. Viven a la deriva. Por eso mucha gente se estrella con la vida.

Por esto, es importante que elabores tu propio proyecto de vida. Hoy te invito a que lo hagas. Te invito a que te des cuenta de lo importante que es, a que te des cuenta de que lo necesitas, de que es vital.

Será el mejor camino para la felicidad. ¡No

*http://www.redjoven.org/tuparticipas/dinamicas/ProyectoVida.htm


Ahora bien, Teniendo en cuenta qué es el proyecto de vida, revisa tu historia y tus ideales, has de tratar ahora de concretar lo que vas a hacer y los medios que vas a emplear. Trataras de descubrir lo que te ayuda y lo que te limita, para poder realizar el proyecto. Puedes valerte de medios como un diario personal, un ejercicio que realizo con mis pacientes y que genera un excelente resultado. En el podrás plasmar todo lo que sientes, hacer un inventario de tus virtudes, limitantes, propósitos, temores, traumas, y alegrías. Ahora si quieres ser eficaz deberás de ser concreto. Lo concreto es lo que compromete, y lo que compromete: es lo que te hace crecer:

*En tu vida de fe, en tu historia de amor con Dios: ¿qué medios concretos vas a poner para que tu fe crezca y se profundice? Plantéate cosas concretas respecto a: la oración personal, la participación en la Eucaristía, el Sacramento de la Penitencia, la participación en grupos católicos que te hagan crecer, el testimonio cristiano y lecturas formativas para la fe.

* En tu formación personal: el estudio, el trabajo... Plantéate qué puedes mejorar para ser más responsable y más feliz; así mismo en la vocación que dios te ha dado.

* En tus relaciones interpersonales: tu familia, tu novio o novia, tus amigos, tus compañeros, tus vecinos. Plantéate cosas concretas que puedes mejorar y que te ayudarían a crecer. Plantéate cosas concretas de servicio ¿cómo son tus relaciones, qué puedes hacer por los demás?

* En tu tiempo libre: ¿cómo debes vivir tu tiempo libre para que no te arrastre a la cultura de la muerte, sino que te ayude a ser más persona y mejor cristiano? ¿Qué cosas debes cambiar? Plantéate tu actitud ante la TV, la diversión, el alcohol. ..

Cuando una persona traza un proyecto, lo hace para llevarlo a la práctica. Para ello, es necesario tenerlo siempre presente, y constantemente, contrastar la realidad con el proyecto para ir corrigiendo encauzando la propia vida o mejorar el proyecto en aquello que se vaya quedando pequeño.

Para esto es importante que establezcas tiempos fijos para revisar tu vida. Al menos, deberías fijar un tiempo semanal para revisar tu vida. También sería bueno que, frecuentemente, hables personalmente con tus amigos en fe, con tus sacerdotes o un profesional, para que ellos te ayuden a discernir muchas cosas que a ti sólo te resultará difícil. No olvides que una persona no puede ser al mismo tiempo juez y parte. No tengas miedo a pedir ayuda y consejo. Sé humilde. Te hará bien.

Otro aspecto importante para ir comprendiendo ¿quién soy yo? ¿Para donde voy (proyecto de vida? Es comprender ¿Cuál es el sentido del sufrimiento en mi vida?


Cuando uno se enfrenta con una situación inevitable o siempre que uno tiene que enfrentarse a un destino que es casi imposible cambiar, por ejemplo, una enfermedad incurable, un cáncer que no puede operarse, precisamente entonces se le presenta la oportunidad de  cumplir el sentido más profundo, que es el del sufrimiento. Porque lo que más importa de todo es la actitud que tomemos hacia el sufrimiento, nuestra actitud al cargar con ese sufrimiento, incluso con el Perdón hacia ese sufrimiento, hacia nosotros mismos, hacia los demás, incluso hacia dios a quien solemos juzgar por nuestras calamidades. Un sacerdote me decía algo muy sabio y es: Delante de tus tristezas, medita en la pasión de Jesús” no saben cómo esta fórmula maravillosa me ha ayudado a comprender e incluso aceptar enormemente lo que vivo en mi interior y en mi propia vida.

El sufrimiento deja de ser en cierto modo sufrimiento en el momento en que encuentra un sentido. Es algo así como una logoterapia que es precisamente ver en cada sufrimiento un sentido que nos haga renacer, consiste en que el interés principal del hombre no es encontrar el placer, o evitar el dolor, sino encontrarle un sentido a su vida, razón por la cual el hombre está dispuesto incluso a sufrir a condición de que ese sufrimiento tenga un sentido.

La psicoterapia  es un medio que tiende a restaurar la capacidad del individuo para el trabajo y para gozar de la vida; también persigue dichos objetivos y aún va más allá al hacer que el paciente encuentre un sentido incluso al sufrimiento, pero hemos de saber entonces que este sentido sólo lo hallaremos única y exclusivamente en DIOS.

 

Adriana María Puerta Acosta - Contactar

Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla

Psicóloga Clínica - Pastoral infantil Arquidiócesis de Medellín


Imagen4 Imagen5

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

You are here
flauta descargas-pin imagenes